Contundencia de campeón

Aguada derrotó ampliamente a Malvín en el inicio de la Liga Uruguaya 19/20. El rojiverde fue muy superior en el segundo tiempo y terminó goleando en el Antel Arena a una pálida expresión “playera”. García Morales volvió y anotó 34 puntos.

Con un buen marco de público, la liga 19/20 tuvo nada más y nada menos que en su apertura, frente a frente a los finalistas de las dos últimas ediciones.
Planteles con cambios significativos, Aguada que tuvo el regreso de Leandro García Morales al club luego de cuatro temporadas y con la apuesta de tres extranjeros de renombre ya de arranque.
Malvín llegó diezmado, con una pretemporada plagada de inconvenientes y sin poder contar con Mazzarino.

El comienzo fue auspicioso para el “playero”, triples de Santiso y Boone le dieron aire de movida. Malvín pese a tener desventaja física en el juego interno logró contener a su rival en los primeros minutos y en algunas oportunidades sacó el ataque rápido, dónde Pomoli se destacó.
Aguada cargó adentro pero con poco éxito, algo similiar a lo que pasó en el perímetro en donde García Morales comenzó fallando sus primeros tiros.
La buena producción en ataque de Pomoli disimuló lo poco de Boone y lo nulo de Dominique, un cuatro que jugó de frente al aro y tiró demasiado de cuarta distancia.
17-12 se fueron los primeros 10 minutos de juego para Malvín.

Aguada reaccionó rápido y cambió el partido. Cuatro puntos al hilo de García Morales le dieron al goleador la confianza para seguir de largo en su cuenta personal. Malvín sufrió la salida de Pomoli para defender a Leandro y en ataque Boone y Dominique asumieron todo el juego.
Dos triples más de García Morales, otro de Izaguirre y una penetración de Sarni hicieron pasar a Aguada 30 a 23.
Malvín cortó esa racha con el regreso de Pomoli pero el rojiverde estuvo letal en el triple.
Leandro cerró la primera mitad con un nuevo triple y Aguada que se fue al descanso con 50% de efectividad en ese rubro, marcó un 24-12 para dominar el marcador 36 a 29.
Leandro García Morales anotó 16 puntos en el cuarto y mostró que sigue siendo de los jugadores más desnivelantes del medio.

Malvín insinuó una reacción en el comienzo del tercer cuarto. Boone y Dominique crecieron en ataque pero la defensa playera comenzó a perder en el juego interno. Roberts lastimó mucho y Aguada fue inteligente leyendo las ventajas.
Wachsmann se debatió por momentos sólo contra los internos de Aguada y fue el que mantuvo la esperanza de Malvín, ante una mala noche de Cabot y Santiso.
Aguada ganó el cuarto 21 a 14 y entró al último período con renta de 14 (57-43).

Rápido en el último cuarto, García Morales sentenció el juego. Dos triples más al hilo estiraron la ventaja y Malvín perdió la poca línea de juego que le quedaba.
Rose encontró espacios en cancha abierta y Aguada liquidó el partido, con una máxima diferencia de 32 puntos.
Volcan logró de a poco sacar a sus figuras y cerró en cancha con Viotti, Castro, Garay, Santos y Sarni.
Si bien es el inicio, Aguada marcó la cancha y mostró porque es candidato a retener el título.
En Malvín quedó la preocupación de los rendimientos de Mickelson y Dominique, más teniendo en cuenta que el playero jugará en Liga Sudamericana la próxima semana.





Autor: Emiliano Colman

emiliano.colman@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario