Luz roja al bicampeonato

Trouville venció a Aguada y forzó una cuarta final. Los de la calle Chucarro fueron superiores y demostraron porqué están en la final. A continuación les dejamos la crónica del partido.

Primer cuarto de una final decisiva para Trouville y el equipo de Germán Fernández salió a dejar en claro que iba a vender cara la derrota. Arrancó el cuarto muy lúcido en sus ataques, muchos tiros limpios, haciendo circular la pelota y con gran acierto. Por el otro lado, Aguada arrancó flojo en lo colectivo pero, otra vez, Dwayne Davis salió a demostrar su jerarquía individual de arranque. En el transcurso del cuarto, Aguada fue mejorando y Davis ganándole el duelo a Soto. Estaba intratable el americano. El Rojo de Pocitos usó de buena manera el tiro exterior y equiparó en ese ámbito al rojiverde. Muy goleado y parejo.

El segundo cuarto fue diferente, en Aguada descansó Davis y se hizo cargo del juego Leandro García Morales, tanto en generación como en el tablero. Thorton muy impreciso, una versión desdibujada del extranjero, quien fuera figura en la primer final. 

Por su parte, Trouville empezó a tomar tiros poco cómodos y mal ejecutados. Aún así no dejó de lado su idea de posesiones largas haciendo circular la bola y sacó rédito ante un rojiverde flojo en defensa. La diferencia al término de la primera mitad fue de 8 puntos a favor de los de Germán Fernández.

El segundo tiempo tuvo un inicio interesante, donde el equipo de la calle Chucarro se mostró muy sólido, a diferencia de la final anterior donde, en esta instancia, hubo un quiebre en el juego y una merma en su rendimiento. Muy mentalizado, moviendo el balón de un lado a otro y por momentos corriendo la cancha con Mayora y Soto. Mainoldi muy clave, regular durante los 30 minutos y muy aplicado tanto en ataque como en defensa.

Aguada perdió el duelo de los Ala Pivot y lo sintió. Izaguirre se vio superado por Mainoldi y no jugó cómodo. Sarni entró bien para cortar las corridas de Mayora que el aguatero sufrió mucho. En ofensiva tuvo pocas variantes y para anotar dependió de alguna inspiración individual. Muy flojo en la marca.

El último cuarto siguió la tónica del partido en sí, Aguada no tuvo ideas claras para dar vuelta el marcador. El DT Capelli intentó buscar el tiro exterior, jugó gran parte del cuarto con Bavosi, Pereiras, LGM e Izaguirre, acompañados por Lee Roberts. Pero los dirigidos por Germán Fernández no estaban dispuestos a dejar escapar la final. Con mucha movilidad y manejó de los tiempos, encaminó poco a poco una merecida victoria. En el podio están Manuel Mayora, Mainoldi y Soto (de grandes aportes). 

Por el lado Aguatero, Davis fue el mejor y el más regular. Sarni tuvo buenos ingresos pero no aportó en ofensiva, sumado a que Fede Pereiras no está al 100% y se nota. 

Se viene una cuarta final, en la que Aguada deberá salir con otra actitud, se lo vio confiado al equipo de Capelli y fue superado en buena ley. 

Trouville debe seguir este camino y aprovechar este envión anímico.

Autor: Cristian Yanez

cristian.yanez@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario