No hay dos sin tres

Por tercera temporada consecutiva, Aguada eliminó en el quinto punto de las semifinales a Nacional. Con un contundente 92-74, el rojiverde clasificó a la cuarta final al hilo.

Parciales: 24-24, 26-5, 13-16 y 29-29.

En una serie que ya se ha vuelto un clásico, Nacional y Aguada llegaron al quinto punto en busca de la clasificación a la final.

Aguada comenzó con buena intensidad en defensa y plantado en zona. Hatila fue radiado del juego y el equipo tricolor no tuvo buenos porcentajes en el tiro del perímetro.
Aguada tampoco tiró bien y de hecho buscó más en el juego interno, dónde Roberts comenzó a mostrar que iba a ser su noche. Mitchell bancó a Nacional en el peor momento del inicio y aportes de Romero y Cabezas ayudaron a igualar el partido al termino del primer cuarto.

El segundo cuarto fue el que quebró el partido. Aguada nuevamente anotó tiros cercanos, Roberts fue implacable y en defensa superó a Hatila. Nacional cometió errores, los goleadores no aparecieron y el plan de Aguada fue el de dejar a Romero asumiendo la mayor cantidad de ofensivas.
El tricolor se malhumoró por algún fallo arbitral y Aguada lo pasó por arriba con un lapidario 26-5 para irse al descanso largo con ventaja de 21 puntos.

Si bien en el tercer cuarto Nacional mejoró en ataque y en defensa bajó en algo a su rival, la reacción no fue lo suficientemente buena para entrar con chances al último cuarto. El tiro exterior volvió a fallar y esta vez los relevos del banco de suplentes no fueron solución.
Aguada supo manejar su ventaja y entró con tranquilidad a jugar lo últimos 10 minutos.

El último cuarto fue un mero trámite. Aguada llegó a tener hasta 25 puntos de máxima y Nacional intentó el imposible de llevar el partido a un alargue. Mitchell fue por destrozo el mejor del tricolor pero estuvo muy sólo. Roberts redondeó un gran partido en Aguada.

Autor: Emiliano Colman

emiliano.colman@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario