Nuevo clásico por el título

Se jugaron las semifinales de la Supercopa Endesa, con triunfos para Barcelona y Real Madrid, que definen hoy el campeonato.

En el encuentro de primera hora del día de ayer, disputado en el Pabellón de Deportes de Tenerife Santiago Martín, Barcelona selló su pasaporte a la final tras conseguir su primera victoria oficial de la temporada al ganarle por cuatro puntos al vigente campeón de liga.

El juego estuvo marcado por la intensidad física y los errores a la hora de tomar decisiones, y en especial por rachas de puntos de uno y otro lado.
Por momentos el arbitraje fue muy permisivo, el juego se volvió desprolijo y las defensivas se impusieron sobre los ataques.

Sin embargo, una descollante actuación de Álex Abrines con 19 puntos (casi todos en el tercer cuarto) le permitieron al Barça abrir una ventaja de 15 puntos al finalizar el tercer chico, que resultarían indescontables ante la impetuosa reacción del equipo de Vitoria en el último cuarto.

68 – TD Systems Baskonia (14+14+17+23). Henry (8), Raieste (-), Polonara (-), Giedraitis (12), Jekiri (7) -inicial-, Vildoza (14), Diop (2), Peters (14), Dragic (6) y Kurucs (3)

72 – Barcelona (22+13+25+12). Calathes (4), Bolmaro (2), Mirotic (13), Claver (2), Oriola (6) -inicial-, Abrines (19), Davis (10), Smits (1), Heurtel (6), Hanga (9) y Brancou (-).

A segunda hora, quien se hizo fuerte fue el equipo del Real Madrid, imponiendo toda su jerarquía ante el desconcertado Iberostar Tenerife de Bruno Fitipaldo.

Si bien el equipo de Tenerife se mantuvo en partido durante gran parte del juego, fundamentalmente en base a la intensidad defensiva que proponía, y en especial al trabajo que realizaba Marcelinho Huertas en ofensiva, en ningún momento fue un rival de cuidado para el Madrid.

En el segundo cuarto comenzó a destilar toda su clase el experimentado Rudy Fernández con una eficacia de lanzamiento impresionante, para que el equipo de Laso se distanciara en el marcador. Sin embargo, el buen trabajo del equipo insular desde la línea de tiros libres lo mantuvo a tan sólo 6 puntos de cara al descanso largo.

Promediado el tercer cuarto, la conexión Campazzo – Tavares resultó determinante para que el juego comience a definirse definitivamente. Al buen desempeño de esta dupla, se le sumaba la continuidad en el juego de Rudy y el funcionamiento homogéneo de toda la plantilla merengue.

Desde allí hasta el final sería meramente un trámite para el conjunto de la capital, que se dedicó a sostener la ventaja y cuidar energías para la siguiente jornada.

79. Iberostar Tenerife (18+24+17+20). Fitipaldo (15), Salin (2), Doornekamp (3), Cavanaugh (3), Shermadini (9) -inicial-, López (8), Díez (3), Sulejmanovic (6), Guerra (9), Bogris (4), Huertas (17) y Sergio Rodríguez (-).

Autor: Redacción 5x5basket

redaccion@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario