Objetivo cumplido

Peñarol derrotó a Cordón 61-54 y consiguió el ascenso para jugar la Liga Uruguaya de Basquetbol 2020-2021. Luego de su retorno a la actividad tras 22 años de ausencia, el carbonero logró en menos de un año dos ascensos para volver al máximo círculo de privilegio.

El Metro 2019 llegó a su fin, luego del ya lejano en el tiempo título de campeón conseguido por Miramar, el segundo y último ascenso tuvo una definición intensa en una serie final que llegó a tres partidos.
Con un lleno total en cancha de Goes, Peñarol y Cordón se enfrentaron para dirimir el último cupo a la Liga 20/21.

El partido fue un electrocardiograma, con un primer cuarto de rachas. Cordón inició mejor, leyendo la ventaja de Blackwell ante Guerrero en el juego interno y con una defensa dura, para ponerse 4 a 0 en los primeros minutos. Peñarol respondió con un 7-0 pero el albiceleste con Blackwell y González como líderes del ataque volvió a distanciarse.
Peñarol mostró problemas en ataque, dónde Guerrero fue bien contenido y además en defensa el aurinegro cometió errores de comunicación.
Tras un nuevo 5-0 para Peñarol que emparejó el juego, Cordón cerró el cuarto con un 6 a 0 a su favor para irse al primer descanso ganando 19-12.

Cordón continuó de mejor manera el partido y en el arranque del segundo período sacó la máxima de 10 puntos a su favor. Blackwell fue importante cerca del aro y en la contención de Guerrero.
Con un equipo de Peñarol casi drogui, muy mal en ataque y mal en defensa, Kogan probó alguna variante desde el banco de suplentes y pasó a defender en zona. A raíz de una situación con un hincha aurinegro, el partido estuvo parado unos minutos y eso benefició a Peñarol.
El carbonero mejoró luego del parate y ajustó su defensa, con algo de Pérez y la generación de juego de Zanotta se puso a seis puntos pero un buen ingreso de Bartesaghi con dos triples volvió a alejar a Cordón.
El albiceleste no aprovechó algunas opciones de ataque y en el cierre Peñarol hizo negocio, se fue al descanso solamente cuatro puntos abajo (29-25).

El partido cambió radicalmente en el tercer cuarto. Peñarol logró que Guerrero fuera dominante en el juego interno.
El dominicano sacó muchas faltas y fue efectivo en la línea de libres, temprano en el cuarto Cordón entró en colectivas.
El albiceleste sufrió en ataque, con mala lectura para romper la zona y poco acierto en el tiro exterior.
Con un parcial de 10 a 2 en seis minutos, Peñarol pasó a ganar 35-31.
Guerrero fue clave y así el aurinegro ganó el cuarto con un contundente 16-5, que lo dejó arriba 41 a 34 de cara a los últimos 10 minutos.

Cordón regresó al partido con cinco puntos al hilo de Emiliano González. Pese a que Blackwell había quedado condicionado por su cuarta falta personal, el número siete albiceleste fue líder y con un nuevo triple suyo hizo que Cordón pasara a ganar 44-43 a seis minutos del final.
El juego ganó en emoción y Peñarol vio como su ventaja había sido absorbida pero no se desesperó. Guerrero volvió a ser clave en ataque y junto a la conducción de Zanotta y el trabajo de Asaravicius y la experiencia de Wenzel logró volver a volcar el juego a su favor.
Un triple de Wenzel a un minuto y medio del final liquidó el partido, además Cordón perdió a Blackwell por cinco faltas y terminó jugando sólo con fichas nacionales en cancha.
Si bien un triple de Aristimuño puso algo de incertidumbre a pocos segundos del cierre, Peñarol con libres aseguró el triunfo y desató el festejo de su gente, que vio cómo la institución lograba el ansiado regreso a primera división.

Autor: Emiliano Colman

emiliano.colman@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario