5x5Basket | Basket local e internacional/LUB /Una linda y sana costumbre

Una linda y sana costumbre

Aguada venció a Trouville  90-84 y se consagró como bicampeón del basket uruguayo.

Parciales

21 – 18
17 – 14
27 – 24
25 – 28

En el comienzo de esta decisiva final se vio una gran paridad entre ambos equipos. Aguada intentó mostrar un juego más colectivo, con intenciones diferentes a lo que acostumbra. Trouville, por su parte, salió a hacer lo que hace siempre y lo que más ha caracterizado al equipo de Germán Fernández; tener paciencia. Fue un primer cuarto muy igualado donde no hubo una figura que destaque por sobre los demás, ambos equipos atacaron de buena manera, por lo que fue un cuarto entretenido. Se dio el debut de Danridge, reemplazando al lesionando Mariani.

En el segundo cuarto se empezó a ver el trabajo de Capelli. Aguada empezó a defender más el perímetro e incomodar el tiro de 3 pts, arma fundamental de Trouville el juego pasado. Todo iba bien para el aguatero, el Rojo de Pocitos perdía pelotas fáciles y cometía faltas ofensivas continuamente. Hasta que apareció Danridge en

acción, atacando el aro y lastimando con el tiro a media distancia. Tuvo un buen segundo cuarto el americano y Trouville jugó en torno a él. Soto no jugó un buen primer tiempo. El buen juego en general se diluyó y se hizo muy trabado. De todas formas, fue una primera mitad reñida y Aguada logró sacar una ventaja de 6 puntos por detalles y la calidad de sus jugadores.

En el segundo tiempo ya se descontroló todo. El partido fue de mucho empuje de parte de ambos equipos. Hay que rescatar el gran partido que hizo Santiago Massa en Trouville, siendo clave durante el tercer periodo acertado desde los 6,75m y en una pegajosa marca a Bavosi. Damian Tintorelli dominó totalmente a Izaguirre en el poste, cada ataque era doble, falta o ambas. Con el reingreso de Lee Roberts se equipararon las cosas. Aguada tuvo a Fede Pereiras y a Bavosi metiendo triples clave para el desarrollo del juego y el rojiverde se fue al último cuarto con 9pts de ventaja.

Ya en el último cuarto, Trouville intentó mucho pero las cosas no le salían. Se lo veía nervioso en general y no pudo plasmar sus ideas limpiamente. Aguada defendió bien y pegó en momentos clave. Dwayne Davis apareció cuando debió hacerlo y, sin haber tenido un gran partido, termina siendo la figura por la importancia de sus puntos.

Demostró que se había quedado con la espina de no haber podido jugar las pasadas finales. Superó en todo momento a Soto y fue una de las claves del triunfo. También hay que decir que Al Thorton estuvo en una noche inspirada, siendo el goleador de su equipo y dejando muy lindas anotaciones con destellos individuales. Trouville se llegó a poner a 2 pts pero Aguada estuvo muy fuerte mentalmente y letal en sus ataques.

El encuentro se cierra con el equipo de Capelli como bicampeón merecidamente. Estuvo muy concentrado durante todo el juego y redujo las virtudes de su rival. Sus extranjeros rindieron parejo y Federico Pereiras jugó muy buenos minutos. Leandro García Morales demostró que es un jugador para las que duelen, poniendo las pausas necesarias en momentos calientes y también aportando en el tanteador.
Ahí estuvieron las claves del éxito aguatero.

Autor: Cristian Yanez

cristian.yanez@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario