Malvín le ganó a Urunday Universitario 70-58 y se puso 2-1 en la serie. Nuevamente con un goleo muy repartido, el “playero” sacó un partido que tuvo la descalificación de Emilio Taboada en el inicio del segundo tiempo. Marcel Souberbielle fue clave en el tramo final del partido.

El inicio del juego fue favorable a Malvín, que temprano debió meter en la cancha a Souberbielle ante dos faltas personales de Blair. Cabot defendió de buena manera a Lamonte, que no anotó en el primer cuarto.
Con dos triples de Mazzarino y otro de Souberbielle, Malvín sacó ventaja de 10 (17-7) a los siete minutos. Dos triples consecutivos de Taboada y un robo con bandeja de Romero marcó una reacción de Urunday, que se puso a dos puntos.
Cabot cerró el cuarto con un triple, así Malvín recuperó algo de ventaja, 20 a 15.

El segundo cuarto fue de corte defensivo. Malvín cometió errores en ataque y por momentos jugó muy mal.
Gracias al buen ingreso de Medina, que aportó dos triples y algo en cuentagotas de Lamonte, el estudioso se acercó. Un parcial de 17-13 en el período dejó el partido 33-32 al entretiempo.

Malvín se recuperó, en un tercer cuarto que estuvo marcado por la descalificación de Emilio Taboada. Con un par de puntos consecutivos de Blair el playero puso un 7-0 en dos minutos y llegó además el primer técnico a Taboada, producto de una protesta del jugador por una pelota afuera que reclamó todo Urunday.
Un minuto después, Taboada continuó con las protestas hacia el juez Richard Pereira, que soportó bastante y luego de cuatro oprtunidades le pitó la segunda técnica al capitán del estudioso. Fue un momento de confusión ya que el árbitro levantó los puños en una seña de expulsión. Taboada quedó desencajado y tuvo que ser retirado por la seguridad del club, pero no hubo denuncia.
Malvín aprovechó el desconcierto de su rival, con un partido que se volvió muy protestado. Las situaciones de pick entre Mazzarino y Hatila le dieron al playero renta de 10 pero Urunday reaccionó y en base a libres llegó a ponerse a dos puntos.
Una vez más Cabot cerró el cuarto con una coversión, esta vez para dejar el partido 52 a 48.

El último cuarto fue definitivamente de quiebre. Souberbielle tuvo un rol protagónico en ataque con buenas conversiones. Hatila completó un buen juego en defensa y ataque y Malvín logró desnivelar.
Sin Taboada, Urunday no repitió lo bueno del segundo partido. Lee fue bien defendido pese a que junto a Lamonte fueron los que bancaron al equipo.
Un 14-6 en seis minutos fue clave para el triunfo de Malvín, que quedó a un triunfo de alcanzar una nueva final de liga.

Estadistícas: https://www.fibalivestats.com/u/FUBB/1139091/

Autor: Emiliano Colman

emiliano.colman@5x5basket.com

Sin Comentarios

Dejar un comentario